Share

El Salón del Nunca Más

Escrito por: Mariana Posada Moreno

Muchas personas llegan allí para recordar a los suyos; algunos con melancolía o resignación, otros con esperanza.

El Salón del Nunca Más se encuentra en el municipio de Granada, Antioquia, y se ha construido a través del tiempo con los esfuerzos de las víctimas del conflicto armado. El propósito principal de este lugar es sensibilizar a quién llegue allí, mostrando, por medio de obras artísticas, fotografías, bitácoras y sobretodo historias, que las víctimas en este país no son una simple cifra para el Estado. Son amigos, hermanos, hijos, padres de familia, o sencillamente niños a quienes se les arrebató un futuro por una guerra sin nombre.

Gloria fue la mujer que dirigió el recorrido por este salón, cada historia la contó con tanta furia, que la tristeza se reflejaba en su mirada. Ella habla de un pueblo unido para renacer de los cimientos que dejó una lucha entre paramilitares, guerrilleros y fuerzas del ejército. Sin embargo, aunque todo parezca perdido, la esperanza llama a la puerta; por medio de Asovida (Asociación de Víctimas de Granada) y de espacios como este, las víctimas tienen un lugar para la reintegración, aunque, como ella misma afirma: “todavía al gobierno le falta mucho para que nuestras víctimas no queden impunes”.

Las caras de asombro abundan entre los visitantes de este salón, resultado de las escalofriantes historias de “la otra Colombia” que, muchas veces, las personas de la cuidad no entienden. Gloria contó que no todos comprenden el propósito de este lugar y puso el ejemplo de una mujer de la Secretaría de Gobierno que, al entrar a este recinto, les dijo: “ustedes son masoquistas”. Pero los habitantes no lo ven así, allí recuerdan a sus familiares, les dan rostro y voz, y, de alguna manera, siembran esperanza en sus corazones.

Este es un lugar que todo colombiano debería conocer para que lleve en su memoria las atrocidades que este país cometió con personas ajenas a esta guerra. Es importante recordar, no para ser “masoquistas”, sino para darle voz a las víctimas y a los desaparecidos. No podemos negar que la melancolía es inevitable, pero unidos podremos darles un lugar, que sean visibles, para que el gobierno se acuerde alguna vez de ellos.

 

volver arriba

Memoria Viva

20.04.2015

Catorce años después... Masacre de El Vergel

CATORCE AÑOS DESPUÉS DE LA MASACRE DE EL VERGEL Por: Leidy Ramírez En ocasiones es difícil hacer memoria de aquellos acontecimientos que m...

Trazos de dolor

24.09.2014

Trazos de dolor

¿Qué recuerda de ese antes de la vereda?   ¿Ese antes? Muy bonito, era una vereda de esas de que como… ¡ay!  Está enfermo don José: entonc...

Este sitio web fue diseñado dentro del proyecto Alfabetizaciones Digitales del Centro Nacional de Memoria Histórica, con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) a través de su Programa de Fortalecimiento Institucional para las Víctimas. Los contenidos y las opiniones expresadas en este sitio web son responsabilidad de las organizaciones participantes y no necesariamente reflejan las opiniones del CNMH, de USAID, del Gobierno de Estados Unidos de América o de la OIM.